Deportes, conciertos y espectáculos en directo en realidad virtual

Partidos de fútbol, de baloncesto, de tenis, boxeo, Fórmula 1, conciertos, espectáculos televisivos, entregas de premios, obras de teatro, musicales… Dentro de poco, podrás vivir estos espectáculos y muchos otros como si estuvieras en un estadio o en un teatro, pero desde el salón de tu casa. Demos la bienvenida a la realidad virtual para espectáculos en vivo.

Next VR

Hace unos días tuve la ocasión de leer en Singularity Hub este artículo escrito por Tom Impallomeni, CEO de la empresa Virtually Live, en el que anunciaba la próxima llegada de la realidad virtual a los eventos deportivos en directo.

La idea resulta estimulante; poder asistir a los partidos de tu equipo favorito, los juegue donde los juegue, sin la necesidad de salir de tu salón; sin tener que soportar colas o frío, y probablemente a precios mucho más asequibles que en los eventos en directo. ¿Quién se resistiría a esta idea?

Por el momento, probablemente muchos lo harían. Para cambiar la pasión e intensidad que transmiten los eventos en directo o la comodidad y espectacularidad que brindan las actuales pantallas en alta definición por unas gafas de RV, tienes que ofrecer algo verdaderamente asombroso.

La visión del Sr. Impallomeni en su artículo parece muy acertada; las empresas que se dediquen al desarrollo de plataformas de realidad virtual para este tipo de eventos deben ofrecer una experiencia integral. En sus propias palabras, “Creemos que la gente acude a los estadios por más que sólo la vista; van por la atmósfera, por la interacción social, la electricidad, la sensación de estar ahí”. Es muy cierto.

Pero no es sólo esta empresa la que tiene la intención de introducir espectáculos en vivo en nuestras casas. Algunas startup ya están ofreciendo experiencias de retransmisión de eventos deportivos en directo a algunos afortunados. Tal es el caso de Next VR, la que, según informa Re/Code retransmitió en el pasado mes de julio un partido de fútbol (Manchester United- F. C. Barcelona) por medio de realidad virtual, y que ya habría ofrecido en dicho formato otros espectáculos, como partidos de la NBA o carreras de NASCAR. Estas experiencias, realizadas -en el caso del partido de fútbol- gracias a la colocación de 5 cámaras en el estadio, suponen una primera aproximación al concepto.

Y no es sólo a los eventos deportivos a los que se dirige el futuro en este campo. Así, por ejemplo Clarín nos informa acerca de Vrtify, una startup argentina que recientemente ha conseguido financiación en Silicon Valley y que tendría la intención de transmitir conciertos musicales en directo en realidad virtual. Si la perspectiva de acudir a un partido de fútbol en RV ya resulta interesante, más aún lo sería la de acudir al concierto de tu grupo favorito, sobre todo cuando se trata de esos conciertos que sólo se celebran en tu ciudad cada equis años y para los que conseguir entradas se convierte en una auténtica gymkana.

Y por supuesto, habría más eventos a los que acercarse a través de la RV. ¿Imagináis, por ejemplo, asistir a todo tipo de espectáculos televisivos en directo? ¿O al teatro? ¿Y qué tal entregas de premios? ¿Qué tal la perspectiva de asistir a la entrega de los Oscar teniendo “sentados” al lado a Brad Pitt o Scarlett Johansson? (A más de uno y de una se le acaba de convertir la boca en agua).

Realidad Virtual Oscars

El caso es que todo esto parece muy prometedor, pero para prosperar y encontrar su hueco en la vida de las personas, las retransmisiones en realidad virtual tendrán de sortear unos cuantos obstáculos, tanto técnicos como sociales y empresariales:

-A nivel visual, deberán ofrecer una altísima definición, por supuesto en 3D.

-A nivel sonoro, tendrán que alcanzar también muy altos niveles de calidad y realismo.

-Deberán incluir algún tipo satisfactorio de interacción social. Habitualmente, si acudes a un evento deportivo o concierto lo haces acompañado, y compartir lo que estás viviendo -como ya adelantaba Tom Impallomeni en su artículo- suele ser una parte muy importante de la experiencia. “Acudir solo” al evento no sería lo mismo.

-Los dispositivos a utilizar tendrán que ser cómodos para el usuario, poco más o menos como unas gafas de ver. Hasta el momento, este es uno de los grandes “debes” de la tecnología en realidad virtual.

-El acceso a los espectáculos deberá ser razonablemente económico.

-Relacionado con lo anterior, las empresas que comercialicen la RV tendrán que vencer el posible rechazo de otros actores a la entrada de la tecnología de realidad virtual. Resulta cuestionable, por ejemplo, que los clubes de fútbol estén de acuerdo con el acceso de cámaras para RV a sus estadios si eso supone una merma en sus ingresos (a través, por ejemplo, de una reducción en el número de socios o entradas vendidas). A buen seguro, habrá que llegar a cuantiosos acuerdos económicos, sostenibles para todas las partes.

Ojos dinero

No obstante todos estos inconvenientes y algunos otros que me deje en el tintero, la llegada de las retransmisiones en vivo en realidad virtual parece (afortunadamente!) inevitable. Existe un cuantiosísimo pastel económico que repartirse y el interés de los usuarios crece por momentos.

Así las cosas, ¡que empiece el espectáculo!.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s