¿Nos acercamos a Elysium?

Elysium es una película de 2013 dirigida por Neill Blomkamp en la que se presenta un mundo distópico en el que unas pocas personas con mayor poder económico se benefician -en la estación espacial orbital que da nombre al filme- de los avances de una tecnología hiperdesarrollada,  mientras la mayoría se ahoga en un planeta Tierra arruinado y contaminado.

El avance exponencial de la tecnología y la enorme riqueza que generará en los próximos años es un hecho que pocos discuten, pero ello no garantiza que esa riqueza beneficie a todos los seres humanos; por el contrario parece que el poder se concentra cada vez más en manos de unos pocos ¿Es el de Elysium el futuro que nos espera?

elysium

The rise of robots” (“El ascenso de los robots” o “El levantamiento de los robots” si queréis darle más dramatismo) es el título de un reciente informe elaborado por la entidad financiera Bank of America Merrill Lynch que predice que, en un plazo de 10 años, la proliferación de los robots y la inteligencia artificial será tal que podrían abarcar el 45% de las tareas humanas en las fábricas, para continuar con un proceso ya en curso que cambiará la economía mundial.

Conocemos el informe a través del diario Telegraph, el que nos cuenta que la entidad financiera habría afirmado que los costes de los robots y las aplicaciones de inteligencia artificial continuarán reduciéndose durante los próximos años, de forma que muy pronto el coste laboral de un robot en muchos de los procesos de la fabricación será inferior al de un trabajador humano (en algunas industrias y tareas, como la soldadura por puntos en la industria automovilística, dicho coste ya es inferior desde hace tiempo, a razón de 25$/H por trabajador vs 8$/hora por robot).

Gracias, entre otras cosas, a esta reducción de costes, se estima que la inversión en robots e inteligencia artificial se multiplicará por 3 tan sólo en un plazo de 5 años (hasta 2020) para alcanzar los 153.000 millones de dólares anuales.

Pero por si no fueran suficientemente inquietantes las perspectivas para los trabajadores del sector secundario, el informe también advierte que otros muchos puestos de trabajo correrán serio peligro de ser desempeñados por robots y programas de inteligencia artificial. Por ejemplo, los robots asesores podrían desplazar a millones de trabajadores en servicios financieros y legales. También podrían sustituir a camareros, enfermeros o incluso médicos (por no hablar de taxistas o camioneros). Según el informe, hasta en el 47% de las profesiones los trabajadores humanos podrían ser sustituidos por robots e IA en un par de décadas.

Robot Mundo

El estudio también trata otros temas de los que ya hemos hablado en Robotsia, como el peligro del desarrollo de armas inteligentes, o el avance exponencial (no lineal) de la tecnología. Además, los redactores del mismo consideran que los países que se queden atrás en la revolución robótica que se avecina serán incapaces de competir en el mercado, dado que no alcanzarán los suficientes niveles de competitividad.

Igualmente indica -lo que debería ser muy preocupante para casi todos- que aunque la productividad se dispare podrían no hacerlo los salarios, de forma que los mayores beneficiados serán los dueños del capital, incrementándose (aún más) la brecha entre ricos y pobres.

Aunque la película de la que hablábamos en la cabecera de este post es básicamente un filme de acción, el mundo distópico que plantea no resulta una idea extraña. Una sociedad en la que unos pocos -convenientemente separados y protegidos del resto- se benefician de todo tipo de avances tecnológicos en una impresionante estación espacial orbital llamada Elysium, mientras la mayoría malvive entre contaminación y ruinas. ¿Será este el mundo que heredemos como consecuencia de la robotización de la economía?

Conociendo los precedentes de crueldad e injusticia que nos ofrece la Historia, no sería sorprendente, y ya han sonado algunas voces advirtiendo de ello. Por ejemplo la de Stephen Hawking, que como ya comentábamos advertía que el mayor peligro del desarrollo de la inteligencia artificial no residiría en un eventual alzamiento violento de las máquinas, sino en un injusto reparto de la enorme cantidad de bienes que, gracias a la robotización y el desarrollo de la IA, se crearán con facilidad dentro de muy pocos años.

¿Qué podemos hacer para evitarlo? Ya hemos considerado algunas ideas en la sección de Economía de Robotsia, como el mejor reparto del trabajo disponible a través de la reducción de la jornada laboral, o el establecimiento de una renta básica universal justa. Sin duda, no son más que un par de apuntes dentro de un debate profundísimo que hay que empezar a tratar ya mismo.

Al parecer, algunos gobiernos ya están tomando nota de ello y se han puesto manos a la obra. Por ejemplo el finlandés, el que, según ZME Science entre otros medios, estaría planeando seriamente establecer una renta básica universal para el año 2016. O algunos ayuntamientos, como el de Gotemburgo (Suecia), que estaría llevando a cabo una experiencia piloto de reducción de la jornada laboral, como ya vimos cuando hablábamos de la increíble fábrica de lechugas. No obstante, habrá que ver cómo evolucionan estas iniciativas y cómo se desarrollan los acontecimientos en el resto del mundo.

En todo caso, resolvamos como resolvamos la situación, no deberíamos olvidar que, para millones de personas en el mundo, Elysium ya existe: es ese lugar que miran al otro lado de las vallas.

refugiados

Anuncios

Un pensamiento en “¿Nos acercamos a Elysium?

  1. Pingback: ¡Es la automatización, estúp…! | robotsia.com

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s